ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Maratón de fe"

13 de Enero de 2017

... ¿Y cómo oirán si no hay quien les predique? Romanos 10:14b

La llama olímpica fue uno de los símbolos de los Juegos Olímpicos en Olimpia, Grecia, en la antigüedad. Hasta el día de hoy atletas, actores, músicos y figuras deportivas dan inicio a las Olimpíadas transportando la antorcha con el fuego olímpico hasta llegar al lugar donde las Olimpiadas se llevarán a cabo.

La fe cristiana es como la llama olímpica. Hace dos mil años, Jesucristo dijo a sus discípulos: "Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" (Mateo 28:19). Desde entonces, la llama de la fe se ha extendido a rincones remotos de la tierra, y año tras año vemos mucha gente transfiriendo sus antorchas a otros.

El apóstol Pablo también sabía que alcanzar a otros con el mensaje de salvación, significa compartir las buenas noticias del amor de Dios en Jesucristo. "Así que la fe proviene del oír, y el oír proviene de la palabra de Dios" (Romanos 10:17). Como el pueblo escogido para esta gran maratón de fe, proclamar el evangelio es nuestra obligación, a la vez que una bendita oportunidad de ser partícipes en el crecimiento del reino de Dios en la tierra.

Qué maravilloso es cuando quienes han recibido la palabra de Dios a través nuestro, son transformados por el Espíritu Santo y pueden decir, junto con el apóstol Pablo: "Así, pues, justificados por la fe tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo" (Romanos 5:1).

¡Qué maravilloso cuando esas mismas personas toman la antorcha de la fe y a su vez comienzan a compartir a Cristo con otros!

ORACIÓN: Querido Padre celestial, oramos por aquéllos que llevan la antorcha de tu palabra a un mundo confundido por la oscuridad. Dales fuerza y determinación para compartir la luz de Jesucristo con todas las personas. En el nombre de Jesús. Amén.



Biografía del autor:El Pastor Igor Savich es director de la oficina de Cristo Para Todas Las Naciones en Rusia.



© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones