Devociones de Adviento


Desde Edén hasta Belén

Desde Edén hasta Belén En el jardín del Edén, el ser humano le volvió sus espaldas a Dios. Nuestras acciones nos trajeron graves consecuencias: juicio, sufrimiento y muerte. Pero de ese mismo jardín también surgió el plan de salvación y vida eterna de Dios. Un rayo de esperanza llenó la tierra. El descendiente allí prometido un día habría de cambiar la triste historia de la humanidad. Lo que comenzó en el árbol del Edén habría de ser revertido en el árbol de la cruz, donde el Niño nacido en Belén sería llevado a la muerte para que nosotros pudiéramos tener vida.

Como dice Schimpf en su devocional para el 28 de noviembre:

La historia de salvación de la humanidad y la suerte eterna de todos nosotros, estaría ligada a la venida de ese Niño anunciado en el Edén… En ese Niño serían benditas todas las naciones. Él sería un gran profeta. Sería un rey digno de los nombres más sublimes… pero al mismo tiempo un humilde siervo, nuestro hermano.

Ese Niño viene en camino: desde el Edén hasta Belén. Como pecadores tenemos razones de sobra para esperarlo y confiar en su venida. Este Adviento puede ayudarnos a renovar nuestra fe en Él. Dios, quien tenía el derecho de abandonarnos en nuestra tragedia, por amor decidió venir en nuestro auxilio en la persona de su Hijo. Que su venida no termine en Belén, sino que alcance nuestra vida y nuestra familia, para regresarnos al nuevo Edén.

Que Dios bendiga tu camino en estos días en que esperamos y celebramos la venida de nuestro Salvador.

 

Si desea recibir estas devociones directamente por correo electrónico,
suscríbase siguiendo el enlace Devociones Adviento.