Devociones de Cuaresma

En los días de Cuaresma recordamos el acontecimiento más doloroso y violento de lo que podamos imaginar: la crucifixión de Jesús de Nazaret en las afueras de Jerusalén. Ese acontecimiento habría de cambiar para siempre la relación del hombre con Dios. Estas devociones bíblicas, tituladas Allí me verán, nos alientan y ayudan a reflexionar cada día en lo que Jesucristo, el Hijo de Dios vino a hacer a este mundo, y en cómo su vida, muerte y resurrección afectan y cambian nuestras vidas.

“Cuando releo estas palabras de Jesús, pienso en cuántas veces decimos nosotros palabras similares a nuestros hijos o a nuestros amigos: "Nos vemos en casa." Ésa fue la promesa de Jesús: 'Nos vemos en casa.' Y ésa sigue siendo su promesa para nosotros. El Jesús resucitado victorioso, lleno de vida inmortal, nos dice: 'Nos vemos en casa.'

El evangelista Juan nos recuerda que Jesús ascendió a los cielos para prepararnos un lugar (Juan 14), para 'vernos en casa'. No hay promesa que traiga más consuelo ante nuestra propia muerte.

Jesús resucitado nos dice hoy: "...vayan a Galilea; allí me verán." ¿Dónde se encuentra nuestra Galilea? En la Palabra de Dios y la Santa Cena, allí donde Jesús se hace presente y está dispuesto a vernos, a hacer milagros, a restaurarnos de nuestro pecado. Pero no sólo allí: también hay una Galilea eterna, el lugar del encuentro definitivo. Allí nos veremos."

(Extraído de la devoción para el Domingo de Pascua)

Las devociones “Allí me verán” están en PDF para poder ser impresas con la información de la iglesia, o para descargarlas y leerlas en un e-Reader.