ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"¿Cuál es la diferencia?"

22 de Junio de 2018

Entonces, ¿para qué sirve la ley? Pues fue añadida por causa de las transgresiones, hasta que viniera la simiente, a quien fue hecha la promesa. Gálatas 3:19a

Hay veces en que nuestros juicios son cuestionados, y con razón. A veces emitimos un juicio sin antes obtener toda la información que deberíamos, otras veces nos apresuramos en juzgar basándonos en nuestras emociones. No es fácil juzgar correctamente, especialmente cuando la persona que lo hace no es sincera consigo misma en el proceso.

Como jueces nos resulta casi imposible tener compasión por alguien que ha sido encontrado culpable de un delito. Si nuestro Padre celestial pensara igual que nosotros, todos estaríamos condenados. Bien podría Dios dejar que nuestro pecado nos condenara: "Porque la paga del pecado es muerte...", dicen las Escrituras (Romanos 6:23a). Sin embargo, él no dejó que el veredicto terminara allí, sino que decidió enviar a su Hijo para rescatarnos: "... pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor. (Romanos 6:23b).

¿Cuál es la diferencia entre la sentencia de muerte y la liberación? Sólo hay una respuesta: la gracia de Dios.

Nosotros merecemos tanto el favor y perdón de Dios, como el peor criminal merece el perdón por su crimen. A los ojos de Dios el pecado, sea grande o pequeño, es pecado y por tanto merece ser castigado. En este mundo el criminal recibe, y debe pagar, el castigo que la ley demanda. Pero para quien confía en el sacrificio que Cristo hizo en la cruz, el castigo que la Ley de Dios demanda ya ha sido pagado con la sangre del Cordero.

Invitemos a otros a que se acerquen a la cruz de Cristo, de donde fluye la gracia de Dios.

ORACIÓN: Señor Jesús, tú has hecho la diferencia. Gracias por el perdón que nos has regalado. Ayúdanos a perdonar a los demás, y a mostrarles el camino que lleva a ti. En tu nombre. Amén.


Biografía del autor: Esta devoción está basada en una reflexión de Anna Semionova, una de las fundadoras y miembro activo de la Iglesia la Santa Trinidad en Moscú. Durante muchos años Anna ha estado involucrada con Cristo Para Todas Las Naciones.


© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones