ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Lo que hemos visto"

24 de Abril de 2018

Entonces Jesús les respondió: «Vuelvan y cuéntenle a Juan lo que han visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres se les anuncian las buenas noticias. Lucas 7:22

Mil millones de dólares es muchísimo dinero.

Eso es lo que Mike Dewey promete darle a quien encuentre la cura para el cáncer de mama. A través de los "Victory Project Awards", Mike también promete mil millones de dólares como recompensa a quien logre:

  • curar la diabetes,
  • reducir en un 95% la contaminación producida por los automóviles,
  • inventar un automóvil capaz de andar 150 millas con un galón de gasolina.

Lo interesante de todo esto es que Mike no tiene todo ese dinero en el banco, pero está absolutamente seguro de que, si alguien obtiene un logro de tal magnitud que va a cambiar el mundo para bien, no va a tener problemas en juntarlos.

De más está decir que hay quienes aplauden su idea, y quienes la descartan totalmente.

Personalmente, me gusta la idea de cambiar el mundo.

Lo mismo le pasó a Jesús. Por eso es que, cuando Juan envió a dos de sus seguidores para que confirmaran el propósito de su primo, Jesús les contó acerca de los cambios que había hecho: "Vayan y cuéntenle a Juan lo que han visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los que tienen lepra son sanados, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncian las buenas nuevas".

Jesús cambió el mundo una persona a la vez. Cambió el mundo de Mateo cuando lo sacó de la mesa donde cobraba impuestos, y cambió el mundo del ladrón en la cruz cuando le prometió que ese día estaría con él en el paraíso.

Él también ha cambiado nuestro mundo, ¿no es cierto?

En su sufrimiento y muerte, Jesús pagó un precio muy alto. La vida que Jesús entregó en la cruz vale mucho más que mil millones de dólares, porque por ese sacrificio, todos los que creen en él reciben la salvación. Y porque Jesús ha cambiado al mundo, Satanás no tiene más poder sobre nosotros, y el infierno ya no será nuestro destino final.

ORACIÓN: Señor Jesús, te doy gracias por todas las personas que se dedican a encontrar curas para las enfermedades que aquejan nuestros cuerpos. Pero más gracias te doy por haber venido a este mundo a entregarte como rescate por nuestras almas. En tu nombre. Amén.



© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones