ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Gratis y sin merecerlo"

13 de Abril de 2018

Ciertamente la gracia de Dios los ha salvado por medio de la fe. Ésta no nació de ustedes, sino que es un don de Dios; ni es resultado de las obras, para que nadie se vanaglorie. Efesios 2:8-9

Muchos pensamos que sólo podemos tener algo si lo ganamos con nuestros propios esfuerzos.

Cuando era estudiante me esmeraba mucho para sacarme buenas calificaciones en los proyectos y exámenes. En ese entonces creía que estudiando mucho y prestando atención a las lecciones podría lograr mis objetivos, y cuando así sucedía, me sentía orgulloso de mí mismo. Mis esfuerzos habían dado resultado y había logrado lo que me había propuesto.

Por otro lado, el recibir algo en forma gratuita es un concepto que a veces nos es difícil entender. A muchos de nosotros nos cuesta aceptar un elogio, y ni hablemos de recibir algo gratis. ¿Qué es lo que hacemos cuando esto sucede? Enseguida nos ponemos a pensar en cómo devolveremos ese favor.

No nos debería llamar la atención, entonces, que nos sea difícil--y hasta absurdo --entender que alguien entregue su vida por nosotros. ¿Quién haría algo así? ¿Quién estaría dispuesto a morir por nosotros?

Para tener una relación con Dios no necesitamos ni trabajar mucho ni esmerarnos demasiado, porque Él ya la ha establecido viniendo a nosotros. El apóstol Juan nos dice que "la Palabra [Jesús] se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria (la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y de verdad" (Juan 1:14).

La gracia de Dios es el regalo gratuito de vida eterna. "Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor" (Romanos 6:23). No hay nada que podamos hacer para ganar nuestra salvación, pero sí podemos recibirla y esmerarnos para tener una relación profunda y significativa con Dios. El resultado de tener una relación con Dios es una vida nueva, dada en forma gratuita y sin ser merecida.

ORACIÓN: Padre celestial, sólo a través de tu Espíritu Santo podemos tener fe en Jesús. Y sólo a través del sacrificio y la resurrección de Jesús sabemos que nuestros pecados son perdonados. En ambos casos, tú has hecho todo por nosotros. Crea en nosotros corazones agradecidos y sedientos de tu justicia. En el nombre de tu Hijo Jesucristo. Amén.


Autora: Tanya Paschke



© Copyright 2018 Cristo Para Todas Las Naciones