ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Una unión dispar"

5 de Diciembre de 2017

Salmón engendró con Rajab a Booz... (Mateo 1:5a)

Estas breves palabras en la genealogía de Jesús encierran la historia de un matrimonio extraordinario. Quizás recuerdes a Rajab, la prostituta de Jericó cuando los israelitas estaban por conquistar esa tierra.

Rajab había oído cómo Dios había salvado a Israel de Egipto, y había creído en el Señor. Así es que, cuando Josué envió espías a la ciudad, los protegió escondiéndolos en el techo de su casa y luego los ayudó a escapar. En retribución, el día que Jericó cayó, ellos la protegieron a ella y a toda su familia.

Y después, ¿qué? No lo sabemos. Rajab, una prostituta, cananita y antepasado de Jesús, se disipa en la oscuridad. ¿Cómo?

De alguna manera, Rajab terminó siendo nuera de Nasón, "príncipe de los hijos de Judá" (1 Crónicas 2:10b), al casarse con Salmón, y la familia fue muy distinguida. ¡Me encantaría saber cómo un líder de Judá se casó con una mujer con semejante historia!

Pero por más dispar que tal unión fuera, no es nada comparada con la unión que Dios ha hecho con nosotros. Dios envió a su hijo Jesucristo para rescatarnos. La Biblia dice que somos el "pueblo de Dios", su "novia", aquellos por quienes él dio su propia vida para salvarnos y hacernos suyos.

Antes no éramos más que extranjeros que cargábamos con el peso de la vergüenza y el pecado. Pero el Señor del cielo y la tierra nos vio, nos amó y vino al mundo para hacernos suyos. Con su muerte y resurrección nos limpia de todos los males que nos manchan y nos cubre con perdón, gozo, santidad y vida eterna. Y, lo mejor de todo, nos cubre consigo mismo.

ORACIÓN: Querido Señor, gracias por amarnos, buscarnos y hacernos tuyos. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones