ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Libertad"

7 de Noviembre de 2017

Manténganse, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no se sometan otra vez al yugo de la esclavitud. Gálatas 5:1

Una de las cosas más sorprendentes que mi esposa y yo encontramos en nuestros viajes a Israel, fueron los elevadores especiales para el Sabbath (el día de reposo).

Durante todo el día van de la planta baja al último piso y del último piso a la planta baja, deteniéndose y abriéndose en cada piso.

La primera vez que subimos, creímos que algún jovencito había entrado y oprimido todos los botones a la vez, pero después nos enteramos que hay una ley hebrea que dice que oprimir un botón en sábado es trabajar y se supone que el sábado no se debe trabajar, sino descansar.

Antes, quienes necesitaban de un ascensor para ir a su apartamento debían usar las escaleras. Pero eso se solucionó cuando a alguien se le ocurrió inventar el ascensor que se detiene en cada piso.

El problema parecía resuelto hasta que recientemente salió una ley rabínica que dice que estos elevadores también violan la ley, porque el peso de los usuarios aumenta la cantidad de electricidad necesaria para elevarlo.

El Rabí Yosef Shalom Elyashiv, de 99 años, es el sabio que hizo la controversial decisión acerca de los elevadores. Y esta no fue la última. Luego decretó que los judíos no pueden usar zuecos el Día de Expiación, porque son demasiado cómodos para la formalidad que exige el día de ayuno.

Si comparto esto no es para criticar o desacreditar a nadie, ya que respeto mucho a cualquier grupo de personas que toma en serio su fe. Pero, por otro lado, doy gracias por la libertad que el Salvador me ha dado a mí y a todos sus seguidores.

Jesús, cumpliendo la ley que nosotros quebrantamos, nos hizo libres de la condenación de esa ley. Es por ello que, salvos y liberados, vivimos una vida de agradecimiento y reconocimiento.

ORACIÓN: Amado Dios, una vez estuvimos convictos bajo la ley del pecado. Ahora somos libres por la vida perfecta de Jesús. Que el Espíritu Santo dirija nuestros corazones gozosos a vivir agradecidos por su regalo divino. En el nombre de Jesús. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones