ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Autenticidad"

12 de Octubre de 2017

Esto les causa gran regocijo, aun cuando les sea necesario soportar por algún tiempo diversas pruebas y aflicciones; pero cuando la fe de ustedes sea puesta a prueba, como el oro, habrá de manifestarse en alabanza, gloria y honra el día que Jesucristo se revele. El oro es perecedero y, sin embargo, se prueba en el fuego; ¡y la fe de ustedes es mucho más preciosa que el oro! 1 Pedro 1:6-7

Carolina Hayes es una mujer de principios. Digo esto porque, a pesar de todo, aún sigue protegiendo a Bruce.

Hace un tiempo Bruce, un cerdo de 177 libras, se apareció en su pequeña granja en Australia. Carolina le curó los rasguños y las heridas que tenía, y lo alimentó, haciéndolo sentirse como en su casa.

Bruce demostró su gratitud volviéndose agresivo y exigiendo más alimento del que Carolina podía compartir. Al no conseguir lo que quería, fue al garaje y destruyó un colchón, rompió en dos el palo de una escoba, y luego comenzó a mordisquearle los tobillos, y a dar golpes contra la puerta a las 4 de la mañana.

Finalmente, Carolina se dio cuenta que Bruce la tenía cautiva en su propia casa.

Si Bruce me hubiera hecho todo eso a mí, ya hace tiempo que hubiera estado sobre mi mesa... no en mi mesa, sino sobre mi mesa.

Pero Carolina, además de ser vegetariana y amante de los animales, es una mujer de principios. Lo que hizo fue llamar a las autoridades y pedirles que se hicieran cargo de Bruce. También solicitó que no fuera enjaulado, que no fuera llevado al matadero, y que no fuera lastimado. Como mujer de principios que es, Carolina simplemente quería que se llevaran a Bruce.

Se me ocurre que cuando Pedro escribió las palabras que sirven de texto para esta reflexión, estaba orando para que los cristianos sean personas de principios, especialmente en lo que respecta a su fe.

Es cierto que se pasa por tiempos difíciles; es cierto que el mundo es a veces agresivo y pone a prueba la fe. Pero, más allá del dolor que se pueda sentir, Pedro quería que quienes han sido lavados en la sangre del Salvador resucitado, se aferren con firmeza a la fe que recibieron en el bautismo.

Pedro quería que los creyentes sean cristianos con principios.

¿Por qué? Porque al pasar por pruebas y persecuciones, el Señor perfecciona nuestra fe y la hace mejor, más pura y más valiosa de lo que era antes.

Seamos siempre cristianos con principios... cueste lo que cueste.

ORACIÓN: Padre celestial, gracias por habernos dado la fe a través de nuestro bautismo. Danos fuerza y perseverancia para soportar las pruebas de esta vida aferrándonos a ti, de tal forma que nuestra fe sea cada vez más pura y refinada. En el nombre de tu hijo Jesús. Amén.




© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones