ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Renovados por amor"

3 de Octubre de 2017

El Señor está en medio de ti, y te salvará con su poder; por ti se regocijará y se alegrará; por amor guardará silencio, y con cánticos se regocijará por ti. Sofonías 3:17

La historia que voy a contar es TOTALMENTE inventada. Juan estaba pasando por una muy mala racha. El negocio no andaba bien, la esposa le había dicho que lo dejaba y no tenía suficiente dinero para pagar la hipoteca de su casa.

Como si todo eso fuera poco, cuando estaba en camino al trabajo tuvo un accidente. Si bien no fue su culpa, su auto se dañó totalmente. Y, mientras esperaba por la grúa, el causante del accidente le dijo que no tenía seguro.

Fue en ese momento en que Juan, mirando al cielo, preguntó: "Señor, ¿por qué yo?" En respuesta, retumbó una voz fuerte que dijo: "La verdad Juan, es que no me caes muy simpático."

La razón por la que esta historia me hace sonreír es porque es absolutamente imposible. Nada así podría suceder jamás, dado que el Señor nos ama a todos por igual.

Sé que esto debería ser obvio, pero lo cierto es que la mayoría de nosotros hemos tenido momentos en los que nos hemos sentido como Juan.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, nos vemos acechados por dificultades y problemas de todo tamaño que nos hacen pensar que a Dios no le caemos bien.

Cuando eso nos ocurre, debemos recordar que el amor del Señor es constante. Porque el Señor amó a los primeros pecadores, Adán y Eva, prometió enviar a su Hijo para ser nuestro Salvador.

Sin importar lo que las circunstancias de estos días nos indiquen, sin importar lo difícil que pueda ser la vida, usted puede estar seguro que el Señor desea lo mejor para usted.

El pesebre, la cruz y la tumba vacía le dicen a la humanidad que Dios desea perdonar, salvar, ayudar, restaurar y dar esperanza.

ORACIÓN: Amado Señor, concédenos fe para creer que es el pecado del mundo, y no tu desaprobación, lo que causa las penas en esta vida. Danos tu Espíritu Santo, para que podamos confiar plenamente en ti y en tu constante amor. En el nombre de Jesús. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones