ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"El resentimiento"

20 de Septiembre de 2017

Desechen todo lo que sea amargura, enojo, ira, gritería, calumnias, y todo tipo de maldad. En vez de eso, sean bondadosos y misericordiosos, y perdónense unos a otros, así como también Dios los perdonó a ustedes en Cristo. Efesios 4:31-32

La "Casa del Resentimiento".

Quizás nunca haya oído hablar de ella, pero la "Casa del Resentimiento" estaba en la ciudad de Nueva York, donde había sido construida por un millonario llamado Joseph Richardson.

La intención original de Richardson había sido construir esa casa (prácticamente inusable) para venderla a alguno de sus vecinos, pero ninguno estuvo dispuesto a pagar lo que pedía. Aun así la construyó... una casa de cinco pies de ancho, donde vivió el resto de su vida lleno de resentimiento.

Si se fija en las casas de la calle en la que usted vive, probablemente encuentre muchas casas como esa. No serán casas de cinco pies de ancho, sino más bien casas comunes y corrientes, muy semejantes a la suya. Pero, más allá de las apariencias externas, muchas de ellas también podrían ser llamadas "Casas de Resentimiento", pues quienes las habitan son personas resentidas y enojadas con quienes les rodean. Personas que son incapaces de perdonar una discusión, un entredicho, o una ofensa.

¡Qué triste es vivir así! ¡Cuánto necesitan esas personas al Señor que les puede mostrar cómo perdonar y liberarse del resentimiento!

Jesús mismo oró, y nos enseñó a orar: "perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores". Él vivió su vida de esa manera, y espera que quienes han sido limpiados de sus pecados por su sacrificio, también lo hagan.

Acerquémonos, pues, a quienes viven en esas "Casas de Resentimiento", para que puedan salir de ellas y así conocer y recibir la libertad que sólo el perdón de Jesucristo puede dar.

ORACIÓN: Querido Dios, crea en mí un corazón puro y sensible. No permitas que en mi casa reine el resentimiento, y ayúdame para guiar a otros a que salgan del suyo. Te lo pido en el nombre del Salvador. Amén.



De una devoción escrita originalmente para "By the Way"


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones