ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Lo primero es lo primero"

10 de Julio de 2017

¿Acaso la doncella se olvida de sus galas? ¿Acaso la novia se olvida de su vestido de bodas? Jeremías 2:32a

Según el profeta Jeremías, las jóvenes no se olvidan de sus joyas y las novias no olvidan sus vestidos de novia.

Sin embargo, unos miles de años después en Bridgeport, Connecticut, hubo una excepción a estas reglas: a Georgina Clemons se le olvidó su vestido de novia.

Georgina no es la clase de mujer olvidadiza que tiene la cabeza en cualquier lado. Al contrario, siempre está bien atenta a todo. Pero cuando vio que una casa se estaba quemando, entró corriendo a advertir a quienes estaban adentro lo que estaba sucediendo, sin darse cuenta que todavía llevaba puesto su vestido de novia.

Georgina no sólo se olvidó de su vestido de novia, sino también de su seguridad personal y puso a la familia de Eitelberg en primer lugar. Los Eitelbergs están vivos porque Georgina pensó que sus vidas eran más importantes que su vestido de novia.

Jeremías probablemente se asombraría al oír de una novia que no se olvidó de sus prioridades. Jesús es algo parecido.

Lo primero que aprendimos en escuela dominical fue que Jesús, el Salvador, siempre puso primero a los demás. Él abandonó su lugar en el cielo y bajó a la tierra para ser uno de nosotros. El verdadero Hombre y verdadero Dios dejó la adoración de los ángeles y la perfección del paraíso para tomar nuestro lugar bajo la ley, para poder resistir la tentación y para poder conquistar a la muerte y salvarnos.

Para Jesús, nosotros somos la más alta de las prioridades.

Después que Georgina salvó a esa familia, le preguntaron: '¿Estás bien? ¿Te hiciste daño?' A lo que ella contestó: 'parece que se dañaron mis zapatos', pero enseguida agregó: 'pero los zapatos no tienen ninguna importancia; lo importante es que todos están a salvo'.

Un hombre afortunado está casado con una chica que sabe que lo primero es lo primero...

Y nosotros hemos sido bendecidos con un Salvador cuyas palmas llevan las cicatrices de unos clavos. Es el precio que él estuvo dispuesto a pagar para asegurar que todos nosotros pudiéramos ser salvos por la eternidad. Un Salvador que sabe que lo primero es lo primero.

ORACIÓN: Señor Jesús, te doy gracias porque salvar a la humanidad fue tu mayor prioridad. Te pido que me ayudes para que pueda seguirte con lealtad resuelta. Aún más, te pido que, con la ayuda del Espíritu Santo, pueda mantener mis prioridades en orden. En tu santísimo nombre. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones