ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Mala suerte"

21 de Junio de 2017

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. 1 Juan 1:9

¿Alguna vez tuvo un día de esos en que todo le salía mal, en que parecía que la mala suerte no lo quería dejar en paz?

Así debe haberse sentido un joven de 29 años que fue acusado de manejar estando alcoholizado. No tenía mucho sentido que se defendiera, ya que había chocado de atrás a una camioneta. Como si eso fuera poco, dentro de la camioneta había varios policías, y para empeorar aún más las cosas, eran policías de los que van a distintos lugares a enseñar acerca de los peligros de manejar cuando se toma alcohol.

Usted y yo sabemos que lo que le pasó no fue porque tuviera mala suerte. Simplemente quebrantó la ley y tuvo que pagar el precio. Gracias a Dios que no mató a nadie.

Muy a menudo, cuando pagamos las consecuencias de nuestros errores, le echamos la culpa a la mala suerte, cuando en realidad tendríamos que decir: "Señor, me equivoqué". O mejor aún: "Señor, perdóname porque me equivoqué", sabiendo que nuestro Señor perdona a todo pecador arrepentido, y hace borrón y cuenta nueva.

Dios siempre está dispuesto a perdonar el pasado y a darnos fuerza para el futuro. Y yo, personalmente, prefiero confiar en él antes que esperar tener "buena suerte".

ORACIÓN: Querido Señor, sé que te puedo confiar con todo mi corazón, con toda mi alma, y con toda mi mente. Dame la fuerza que necesito para admitir mis pecados y mantenerme en el camino recto que tú tienes preparado para mí. En el nombre de Jesús. Amén.


De una devoción escrita originalmente para "By the Way"



© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones