ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Ejemplos"

1 de Junio de 2017

Tampoco pongamos a prueba a Cristo, como también algunos de ellos lo hicieron, y murieron por causa de las serpientes. Ni murmuren, como algunos de ellos lo hicieron, y perecieron a manos del destructor. Todo esto les sucedió como ejemplo, y quedó escrito como advertencia para nosotros. 1 Corintios 10:9-11a

Si alguna vez vio la película "Una historia de Navidad", se acordará de la escena en la que a un niño, por aceptar el reto de sus compañeros de clase de pasarle la lengua a una columna de metal cubierta de hielo, se le queda pegada la lengua.

Al mirar la película uno pensaba que nadie iba a ser tan tonto como para hacer algo así. Sin embargo, eso es exactamente lo que hizo un alumno de cuarto grado de una escuela en Indiana. Exactamente igual que en la película, el niño aceptó el reto de sus compañeros y, con el frío que hacía, la lengua se le quedó pegada a una columna.

Cuando llegó la ambulancia el niño ya había podido despegar la lengua, así que los paramédicos sólo le dijeron a la mamá cómo curarle la lengua... que seguía sangrando.

Este incidente no hace más que mostrarnos el cuidado que debemos tener cuando seguimos a alguien. Eso es lo que San Pablo le dijo a la iglesia en Corinto: "Tampoco pongamos a prueba a Cristo, como también algunos de ellos lo hicieron, y murieron por causa de las serpientes. Ni murmuren, como algunos de ellos lo hicieron, y perecieron a manos del destructor."

Me pregunto, si Pablo estuviera aquí hoy, ¿a quién nos diría que no imitemos? ¿A algunos países de Europa que han abandonado la fe... o a los millones de personas que no toman en serio a Dios... o a los que creen que pueden "comprar" el cielo haciendo buenas obras, o rezando ciertas oraciones, o dando mucho dinero?

Seamos cuidadosos cuando elijamos a quién seguir, y enseñémosles a nuestros hijos a que también lo sean.

ORACIÓN: Señor Jesús, no sólo eres mi Salvador, sino que también eres el mejor ejemplo de cómo debo vivir la vida que me has dado. Ayúdame a ser obediente y a servirte sirviendo a quienes me rodean. En tu nombre. Amen.



© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones