ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"A primera vista"

30 de Mayo de 2017

No temas, Jacob, porque yo te redimí; yo te di tu nombre, Israel, y tú me perteneces. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni las llamas arderán en ti. Isaías 43:1b-2

Linton, Dakota del Norte ha tenido su cuota de problemas. Sé bien todacomunidad tiene sus problemas, pero el pueblo de Linton ha tenido PROBLEMAS así, con mayúsculas.

El primero fue que uno de los mayores empleadores de la ciudad cerró sus puertas, lo que fue durísimo. Luego, dos afluentes del río Missouri se inundaron, anegando puentes y carreteras y dañando más de 70 hogares en una comunidad de 1.500 personas, algo que fue devastator.

Pero una vez que todo eso pasó y que ya no hubo más sacos de arena, el pueblo de Linton comenzó a volver a su normalidad. Los campos fueron arados y los pastos reverdecieron. Las fábricas volvieron a trasladarse de nuevo al centro de la ciudad y por primera vez en tres décadas, todos los edificios de la calle principal volvieron a estar habitados.

Como si todo eso no fuera suficiente, las lluvias de la primavera llenaron el lago permitiendo así que los botes de recreación pudieran ser puestos nuevamente en marcha y atrayendo nuevamente tanto a pescadores como a turistas.

El pueblo de Linton experimentó una vasta transformación. El co-editor del periódico semanal del pueblo lo describió como "la revitalización a través de la devastación".

Esa frase me gusta porque suena como teológica. Piense en esto: nosotros los cristianos, que estábamos condenados por ser pecadores, hemos sido revitalizados a través de la devastación experimentada por Jesús en la cruz. Nosotros, que hemos visto el amor y el compromiso del Señor a través de la vida del Salvador, de su injusta muerte y de su gloriosa resurrección, hemos sido perdonados, salvados, reciclados y restaurados.

Como dice Isaías: 'Por el sacrificio del Salvador hemos sido redimidos. Ahora, viviendo en el amor de Dios, sabemos que los ríos no pueden anegarnos ni cubrirnos las aguas'.

Es verdad. En tiempos difíciles, independientemente de las dificultades y las destrucciones que nos asedian, los cristianos podemos permanecer en confianza: 'Dios nos ha llamado por nuestro nombre, a Él pertenecemos'.

ORACIÓN: Padre celestial, te damos gracias porque sabemos que en tiempos difíciles, cuando nuestros días son oscuros, podemos seguir confiando en que Tú nos has llamado por nombre, a través de Jesús, y nos has hecho tuyos. En el nombre de Jesús oramos. Amén.



© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones