ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Un buen fundamento"

22 de Mayo de 2017

Si lo que alguno sobreedificó permanece, ése recibirá su recompensa. Si lo que alguno sobreedificó se quema, ése sufrirá una pérdida, si bien él mismo se salvará, aunque como quien escapa del fuego. 1 Corintios 3:14-15

Ya han pasado varios años desde que estuve en Yankton, Dakota del Sur, pero aún me siento orgulloso de las 500 familias que forman la Iglesia St. John y doy gracias por sus pastores. Si se están preguntando por qué, aquí está la razón: un años, justo antes de Semana Santa, en las instalaciones de St. John hubo un incendio que causó daños de más de dos millones de dólares.

Una vez terminadas las correspondientes investigaciones, se llegó a la conclusión que el incendio había sido intencional. ¡Qué tragedia!

Pero no es la tragedia lo que me motiva a escribir. La razón por la cual doy gracias por toda esa gente es porque su fe está edificada sobre Jesucristo, el salvador.

Inmediatamente después del fuego, los líderes de la iglesia comenzaron a rescatar lo rescatable y a quitar los escombros. El preescolar fue trasladado a otro lugar y también se encontró otro sitio donde celebrar los servicios de adoración.

Pero lo que más me gustó fue lo que dijo el Pastor Gunderson: "Juntos vamos a superar todo esto". Y tiene razón. Conociendo el poder del Espíritu Santo, el pastor pudo decir en su mensaje que la gracia de Dios va a hacer que la congregación supere esa prueba de su fe". Y luego agregó: "Nuestro objetivo es seguir levantando en alto la cruz".

¿Recuerdan que dije que ese incendio había sido una tragedia? En realidad, ese incendio se ha convertido en una oportunidad para dar testimonio de que el Señor es invencible.

Ese es el mismo testimonio que los mártires han dado a través de los siglos; es el mismo mensaje que los cristianos continúan proclamando cada vez que confían su futuro en las manos del Salvador crucificado y resucitado. Es el testimonio que permite que los cristianos digan: "El Señor es quien me ayuda; no temeré lo que pueda hacerme el hombre" (Hebreos 13:6b).

ORACIÓN: Querido Señor, da fuerza a quienes son perseguidos por causa de tu nombre. Enseña a cada cristiano a construir su vida y su fe sobre la cruz de Cristo y su tumba vacía. En el nombre de Jesús. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones