ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"¿Alguien me puede ayudar?"

12 de Mayo de 2017

Yo te voy a hacer que entiendas. Voy a enseñarte el camino que debes seguir, y no voy a quitarte los ojos de encima. Samo 32:8

Abrumada por sus sentimientos de culpa, Ana intentaba encontrar alguna ayuda. Todas las miradas estaban puestas sobre su vida y consideraban que todas las cosas salían mal por su culpa. Mientras tanto, Ana sentía que nadie lograba comprenderla.

Un día, invitada por una de sus vecinas, asiste a una charla bíblica. Allí tiene la oportunidad de conocer más de la Palabra de Dios y preguntar con confianza en la búsqueda de alivio a su situación. En medio del estudio, con voz tímida y acongojada, pregunta: ¿alguien me puede ayudar? Me siento culpable.

¡Sí!, fue la respuesta que se escuchó. El silencio se profundizó y la inquietud también. ¿Quién?, preguntó Ana, mirando a su alrededor. No era la primera vez que alguien se ofrecía a ayudarla sin lograrlo. ¡Dios!, le dijeron, Dios te puede ayudar.

Dios es nuestra ayuda, Él tiene puestos sus ojos sobre cada uno de nosotros y ha prometido escucharnos. Él genera la oportunidad para compartir nuestra preocupación, nuestra búsqueda. Muchas veces nos cargamos con sentimientos de culpa que nos cansan y debilitan, pero el amor de Dios es aún más grande y ofrece paz a nuestros corazones por medio Jesucristo su Hijo.

¿Nos sentimos prisioneros de la preocupación, angustia y culpa? Dios, en Jesucristo, nos invita para que pongamos todas nuestras cargas al pie de la cruz. Jesucristo es nuestro Salvador, en él tenemos verdadero perdón y paz. Sin el peso de nuestra culpa tenemos la bendición de poder servir y ayudar a otros, para que la presencia y el poder de Dios sean conocidos por todos.

ORACIÓN: Querido Dios, mantén siempre tu mirada sobre mí, ven a mi socorro, y ayúdame a comprender y aplicar tu Palabra. Enséñame el camino de la vida verdadera. En el nombre de Jesús. Amén.

Biografía del autor: Esta devoción fue escrita por el Rev. Gerardo Meyer, colaborador en las oficinas de Cristo Para Todas Las Naciones en Argentina.

© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones