ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Un humanitario"

2 de Mayo de 2017

No hagan nada por contienda o por vanagloria. Al contrario, háganlo con humildad y considerando cada uno a los demás como superiores a sí mismo. No busque cada uno su propio interés, sino cada cual también el de los demás. Que haya en ustedes el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, Filipenses 2:3-5

Cada vez que la lotería se acumula y llega a los $200 millones, empiezo a imaginarme qué haría con si ganara todo ese dinero. Los primeros $80 millones son fáciles de gastar. Pero justo cuando comienzo a soñar con qué hacer con el resto, mi esposa me hace volver a la realidad diciéndome: "si quieres ganar la lotería, primero tienes que comprar un boleto".

La mayoría de nosotros pasamos una buena parte de nuestro tiempo soñando con lo que haríamos si... tal o cual cosa sucediera. Muchos de esos sueños tienen que ver con tener más dinero. "Qué haría si de pronto heredara una fortuna de un familiar que ni sabía que tenía... qué haría si un desconocido me regalara una bolsa llena de dinero sin pedir nada a cambio..."

La mayoría de las veces el deseo de ser rico no es más que eso... un deseo. Por eso es que me asombré cuando leí la historia del Dr. Manuel Padaroyal, el científico colombiano que desarrolló la primer vacuna contra la malaria, enfermedad que infecta a más de 300 millones de personas por año, y mata a más de 3 millones.

El Dr. Padaroyal entregó la vacuna al mundo sin cobrar nada.

Algunos lo consideraron loco y otros un salvador terrenal. Yo me inclino por esta segunda opción. Este doctor es un reflejo del Cristo que se dio a sí mismo para que fuéramos perdonados y bendecidos eternamente.

También es un ejemplo para todos nosotros. Como seguidores del Salvador, podemos preparar una comida para alguien que recién salió del hospital o pasar una tarde cuidando los niños de una madre que necesita tener un tiempo para descansar o hacer otras cosas. Hay millones de maneras en que podemos ayudar a los demás, y no necesitamos tener dinero para poder hacerlo. Todo lo que necesitamos es querer ayudar a los demás.

ORACIÓN: Querido Señor, gracias por las muchas bendiciones que me das cada día. Ayúdame a compartir tu amor y compasión con quienes me rodean. En el nombre de Jesús. Amén.


De una devoción escrita originalmente para "By the Way"



© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones