ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Comprendo"

28 de Febrero de 2017

¡Alabado sea Dios en su templo! ¡Alabado sea en la majestad del firmamento!... ¡Alabado sea el Señor al son de trompetas! ¡Alabado sea el Señor con salterio y arpa! ¡Alabado sea al ritmo del pandero! ¡Alabado sea con flautas e instrumentos de cuerda! ¡Alabado sea con campanillas sonoras! ¡Alabado sea con campanillas jubilosas! ¡Que todo lo que respira alabe al Señor! ¡Aleluya! Salmo 150:1,3-6

He asistido a muchas recepciones de bodas y he escuchado toda clase de bandas. Desde las más populares hasta las más sofisticadas; bandas de rock, bandas de polca, grandes bandas como en los viejos tiempos, mini-orquestas, e incluso una banda escocesa con gaitas.

Algunas fueron realmente buenas; otras, casi una tortura. Sin embargo, por más malas que fueran, no las trataría como recientemente fue tratada una en una boda en Afganistán.

Con el transcurrir de los años, el Talibán ha demostrado no sentirse cómodo con los oficiales del gobierno, la policía, las tropas extranjeras y las escuelas para niñas. Y luego también agregaron a su lista a las bandas que tocan en las bodas.

Esta vez no mataron a los miembros de la banda, pero sí destruyeron sus instrumentos musicales, golpearon a cinco músicos, los ataron a árboles, les afeitaron la cabeza y les hicieron prometer públicamente nunca más cantar o tocar música en ninguna boda.

Esto no se debió a la mala aptitud de los músicos, sino que el Talibán cree que la música no es islámica.

Qué contraste con las palabras de ánimo del Salmista. En lugar de censurar la música, el Dios Trino la recibe alegremente.

¡Alabado sea el Señor con trompetas! ¡Alabado sea el Señor con arpa, pandero, flautas, con campanillas sonoras y jubilosas!

Y para dejar por seguro que todos están incluidos, el Salmo como que dice: 'Si puedes respirar, más te vale alabar al Señor'.

Lo que diferencia a los cristianos de los seguidores de otras religiones, es la convicción de que no hay necesidad de hacer buenas obras para ser salvos. Nosotros, que hemos sido redimidos gracias a la obra del Salvador; que hemos sido aceptados en la familia de fe; que hemos sido salvados del infierno y llevados al cielo, tenemos una muy buena razón para alabar al Señor.

ORACIÓN: Amado Padre celestial, gracias por enviar a tu Hijo en mi lugar para salvarme, y gracias también por la obra del Espíritu Santo, quien me ha dado la fe y me mantiene firme en ella. Ayúdame a que siempre te esté agradecido por tu continua misericordia. En nombre de Jesús. Amén.



© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones