ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Depende de ustedes"

27 de Febrero de 2017

"No paguemos a nadie mal por mal. Procuremos hacer lo bueno a los ojos de todo el mundo. Si es posible, y en cuanto dependa de nosotros, vivamos en paz con todos." Romanos 12:17-18

Hay una razón por la cual voy a hablar acerca de la convocatoria islámica que se realizó en el Capitolio en la ciudad de Washington, D.C. Si bien los promotores del evento esperaban reunir unas 50.000 personas, solamente se juntaron entre tres y cinco mil.

Estoy de acuerdo con esa convocatoria debido a que en los Estados Unidos toda religión tiene derecho a reunirse en forma pacífica cuándo y dónde desee. Y no es debido a que en esta convocatoria no haya terminado en violencia, o por lo que se haya dicho en la misma, porque en realidad no hubo violencia, y hubo muy buenos discursos.

Pero hubo algo que no fue dicho: nadie condenó la violencia que a nivel mundial está ejerciendo el islamismo radical. Es cierto que la mayoría de los seguidores del profeta son personas buenas y pacíficas. Pero también es cierto que, mientras que la mayoría de los islamitas se mantiene en silencio, los radicales siguen dictando y determinando el futuro, como lo han hecho hasta ahora.

Los cristianos tenemos la responsabilidad de decir lo que es correcto y lo que está bien. Esa es la sabiduría del Señor que San Pablo estaba pasándole a la iglesia en Roma, y también a nosotros.

En tanto dependa de nosotros, que hemos sido redimidos por el sufrimiento y sacrificio del Cordero, debemos hacer lo que es bueno a la vista de todos.

En tanto dependa de nosotros, los representantes del Salvador deben vivir en paz con todos.

Después de todo, la cruz y la tumba vacía ya son motivos suficientes para ofender al mundo. No es necesario que agreguemos nada más para que el mundo nos odie.

ORACIÓN: Querido Señor, te pido que si ofendo a alguien, mi ofensa sea un testimonio del sacrificio que el Salvador ha hecho por mí. Que los demás puedan ver en mí el maravilloso amor que tú has mostrado en la resurrección de tu Hijo Jesucristo. En su nombre. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones