ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"La verdad"

23 de Enero de 2017

¿Quién de ustedes puede acusarme de haber pecado? Y si digo la verdad, ¿por qué no me creen? El que es de Dios, escucha las palabras de Dios; pero ustedes no las escuchan, porque no son de Dios. Juan 8:46-47

Honestidad y ética.

El propósito de la encuesta 'Honestidad y Ética' realizada por la agencia de encuestas Gallup, fue averiguar cuánto confían los ciudadanos en sus autoridades. He aquí algunos de los resultados:

  • El 55% de los entrevistados tiene en muy baja estima a los legisladores.

  • El 49% de los entrevistados considera de poca confianza a los Senadores.

  • El clero está mejor ubicado, ya que un 50% de los entrevistados lo considera en muy alta estima.

Sin lugar a dudas, la desconfianza toca todos los ámbitos de la vida. Ni siquiera el Señor ha logrado escapar a las dudas de sus inquisidores: ¿Cómo sé que la Biblia es la verdadera Palabra de Dios? ¿Cómo puedo estar seguro que Jesús es el único Salvador? ¿Cómo puedocreer que lo que la iglesia enseña es correcto?

Todas estas son preguntas legítimas que merecen una respuesta.

Y la respuesta se encuentra en las palabras de Jesús: "Y si digo la verdad..." ¿Dijo Jesús la verdad? ¿Ha hablado Dios la verdad? Las Escrituras registran a muchos autores inspirados, quienes hablaron a lo largo de muchos siglos. ¿Se cumplieron sus profecías en la persona de Cristo?

Durante sus tres años de ministeri, Jesús dijo muchas cosas. ¿Fueron cosas fueron irrefutables? Él hizo predicciones con respecto a su vida, muerte y resurrección. ¿Se cumplieron esas predicciones? ¿Fueron todas cumplidas? ¿Fueron cumplidas de acuerdo a los tiempos establecidos?

El Señor anima a toda mente inquisitiva a que busque respuestas en su Palabra. Toda persona honrada encontrará allí que en el Dios Trino se puede confiar. Jesús es digno de confianza, y todo el que ha recibido fe en el Redentor, ha recibido también la salvación.

ORACIÓN: Amado Señor, yo creo; ayúdame en mi incredulidad. En un mundo donde la verdad parece ser cuestionable y relativa, permíteme encontrar paz en la verdad sólida de tu Palabra y de la salvación obtenida por tu Hijo. En el nombre de Jesús. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones