ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Rejuvenecido como el águila"

20 de Enero de 2017

¡Bendice, alma mía, al Señor! ¡Bendiga todo mi ser su santo nombre! ¡Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguna de sus bendiciones! El Señor perdona todas tus maldades, y sana todas tus dolencias. El Señor te rescata de la muerte, y te colma de favores y de su misericordia. El Señor te sacia con los mejores alimentos para que renueves tus fuerzas, como el águila. (Salmo 103.1-5)

¿Cuántas veces nos hemos sentido tristes y abandonados? ¿Cuántas veces hemos pensado que nuestra vida carece de valor? ¿Cuántas veces no encontramos motivos para dar gracias a Dios? ¿Cuántas veces nuestra vida se ha convertido en un discurso de lamentos y quejas?

En esas circunstancias, cuando nos sentimos acongojados por el peso de nuestros pecados y de pensamientos negativos, necesitamos mirar hacia arriba y recogernos durante un tiempo, para comenzar un proceso de renovación. Para poder continuar volando en un vuelo de victoria, tenemos que desprendernos de recuerdos, costumbres, viejos hábitos... que nos causan dolor.

Quizás algo parecido le haya sucedido al compositor del Salmo 103. Es una tendencia muy humana olvidar lo bueno que Dios ha hecho en nosotros, pues el orgullo que llevamos en nuestro corazón nos hace ingratos y olvidadizos. Por este motivo es que el salmista involucra todos sus pensamientos, sus recuerdos, su mente, sus emociones, toda su persona en esta ofrenda de adoración, y puede percibir que en realidad su vida está llena de motivos para dar gracias y alabanzas a Dios, y se estimula a sí mismo para hacerlo, diciendo: "Bendice alma mía al Señor... y no olvides ninguno de sus beneficios".

¡Cuántos beneficios recibimos cada día de parte de Dios! Aquí se nos mencionan algunos: el perdón de todos nuestros errores, la salud, la vida y los bienes materiales. Todos los beneficios que recibimos de Dios nos rejuvenecen, dándonos una vitalidad diariamente renovada. ¡Cuántas otras cosas podríamos agregar a esta lista!

Aun en medio de las dificultades y las muchas carencias que podamos tener, Dios en su gran amor quiere que día a día renovemos nuestras fuerzas en Él.

ORACIÓN: Señor, te elevamos nuestra oración de acción de gracias y te pedimos que renueves nuestras fuerzas y nos bendigas. No permitas que pasemos por alto las bendiciones que día a día nos das. Amén.


Biografía del autor: Guillermo Herigert, es pastor de la Iglesia Luterana en Uruguay. Colabora como voluntario para las oficinas de Cristo Para Todas Las Naciones. En los Centros Ministeriales de CPTLN se atienden a las necesidades de las personas compartiendo las Buenas Nuevas de salvación en Jesucristo con hombres y mujeres en más de 50 países y seis continentes a través de 34 Centros Ministeriales. Si desea más información sobre los Centros Ministeriales, diríjase a Por el mundo en el menú, y seleccione el país que le interesa.



© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones