ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Recuérdame"

11 de Enero de 2017

Señor, acuérdate de mí cuando tu bondad alcance a tu pueblo; ¡ven a brindarme tu salvación! Salmo 106:4

El nombre que figuraba en el certificado de nacimiento no era José, sino Jorge. Aunque eso ya no es importante, porque ese joven, fuera José o Jorge, desapareció hace muchos años.

La última vez que fue visto en su pueblo en Kansas fue cuando tenía 11 ó 12 años, y de eso hace ya más de diez años. José ha estado desaparecido durante tantos años... y nadie se ha dado cuenta.

Aunque parezca mentira, los padres adoptivos de José nunca contactaron a la policía, porque pensaron que se había fugado para ir a vivir con sus padres biológicos. Dijeron que se habían preocupado mucho, pero aun así no llamaron a la policía. La desaparición de José se descubrió cuando alguien llamó a la Unidad de Niños Explotados y Perdidos. Desde entonces, todos han estado, y aún siguen, buscando al joven.

Junto con nuestras oraciones por José, debemos dar gracias a nuestro querido Padre celestial quien, al vernos perdidos en pecado y separados de su familia, hizo todo lo que era necesario para traernos de vuelta.

Jesús vino al mundo para buscar y salvar a quienes estaban perdidos. Como uno de nosotros, él cumplió las leyes que habíamos traspasado y resistió los pecados que nos habían seducido. Y para que la muerte nunca nos pudiera separar de nuestro Padre, el Salvador dio su vida en la cruz del Calvario.

Gracias a él, todos los que creen en Jesús como su Salvador han sido reunidos con su Padre en el cielo.

Parafraseando las palabras del salmista, podemos decir: "Te doy gracias porque te has acordado de mí, Señor, porque nos has mostrado tu misericordia y nos has ayudado y salvado".

ORACIÓN: Querido Señor Jesús, gracias por haber venido a encontrarme cuando estaba perdido y por haber dado tu vida para que yo pudiera vivir. Te pido que envíes tu Espíritu para que restaure a quienes están separados de sus familias terrenales y eternas. En tu nombre. Amén.


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones