ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"La actitud correcta"

26 de Julio de 2017

Traten a los demás como ustedes quieran ser tratados. Lucas 6:31

Siendo coleccionista de historias, encuentro que poseen cosas interesantes y con vida propia. Con esto quiero decir que algunas historias son contadas, luego son modificadas, después son olvidadas y más tarde algunas son resucitadas para ser contadas de nuevo.

Recientemente alguien me contó una historia acerca de Dave y John quienes, mientras andaban por las montañas, se encontraron con un puma. John se quedó helado, pero Dave se sentó sobre un tronco, se quitó sus botas, y se calzó las zapatillas de correr. John susurró: '¡Por el amor de Dios, jamás podrás correr más rápido que un puma!' A lo que Dave, sonriendo, contestó: 'No tengo que correr más rápido que el puma; sólo tengo que correr más rápido que tú.'

Hasta donde yo sé, esta historia ha sido modificada cinco o seis veces. A veces los amigos huyen del puma de las montañas, a veces huyen de un toro en los prados. La historia sigue cambiando, pero la moraleja permanece igual: para sobrevivir, debemos ganarle a los demás.

Pero, ¿es así como la vida es en realidad? ¿Es cierto que no tenemos que preocuparnos por los demás, que lo único que importa es que nosotros estemos a salvo?

Qué diferentes serían nuestro presente y nuestra eternidad si Jesús hubiera pensado de ese modo. Qué tristes serían nuestras vidas si Jesús hubiera decidido salvarse a sí mismo y no a nosotros. Menos mal que el pesebre, la cruz y la tumba vacía, nos dicen que Jesús no pensó de esa manera.

Y él no quiere que nosotros pensemos ni vivamos tampoco de ese modo. En una manera hermosa e increíblemente concisa, Jesús dice a sus seguidores: "Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes". Si todo el mundo siguiese la regla de Jesús, este mundo se transformaría... y tendríamos muchos menos pumas sobrealimentados a nuestro alrededor.

ORACIÓN: Querido Señor, es una gran bendición hallar personas que son un reflejo de ti. Hazme uno de ellos. Ayúdame a tratar a los demás de tal modo que, cuando otros me vean o me oigan, vean la presencia del Redentor quien sacrificó su vida para mi salvación. En el nombre de Jesús. Amén.


De una devoción escrita originalmente para "By the Way"


© Copyright 2017 Cristo Para Todas Las Naciones