ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Sistema de justicia casera"

2 de Marzo de 2015

(Lucas 6:36-38)


"Por lo tanto, sean compasivos, como también su Padre es compasivo." Lucas 6:36


¡Me las vas a pagar! Ésta era una frase que escuchábamos a menudo en nuestros círculos de amigos de la infancia y juventud. Desde temprano en la vida aprendimos un sistema de justicia retributiva, porque cuando hacíamos algo indebido, nuestros padres nos castigaban. Desarrollamos nuestra vida social y nuestras relaciones a base al concepto de equidad: tú me haces algo malo, yo me las voy a cobrar.

Tal vez ahora no lo digamos pero lo pensamos, porque no nos gusta que alguien nos "deba" algo. ¿Te acuerdas? "Me debes una disculpa", "ya me debes unas cuántas", "en algún momento me voy a cobrar todas las que me hiciste".

Y en medio de todo eso aparece Jesús con un concepto muy diferente de justicia y de mantener relaciones sanas: "Sean compasivos." Seguramente hemos experimentado alivio cuando alguien fue compasivo con nosotros, cuando no nos exigieron siquiera una disculpa como parte de pago. ¡Qué bueno! ¡Borrón y cuenta nueva! ¿Cómo es posible pasar de un "me las vas a pagar" a un "te perdono"?

Miremos al Padre en los cielos. Él no lleva la cuenta de lo que le debemos -y eso que le debemos mucho. Él es compasivo con nosotros.

Jesús no nos perdonó para que tengamos licencia para pecar. Dios ha sido misericordioso con nosotros para que a su vez nosotros seamos misericordiosos con los demás. Si te estás preguntando si algunos que conoces merecen que les tengas compasión, vale que te preguntes también si ante el Padre celestial tú eres digno de merecer compasión.

La compasión es la actitud de Dios que nos salvó la vida. Por lo tanto, sé compasivo, y ayudarás a otros a conocer el amor de Jesús.

Gracias, Señor, porque por compasión pasas por alto mis deudas. Amén.


© Copyright 2015 Cristo Para Todas Las Naciones