ALIMENTO DIARIO

Que a través de estos devocionales, la Palabra de Dios te refresque en tu diario caminar.

ENGLISH SITE


"Ansiosos por ver a Jesús"

28 de Marzo de 2015

(Juan 11:45-56)


"Buscaban a Jesús, y mientras estaban en el templo, se preguntaban unos a otros: '¿Ustedes que creen? ¿Vendrá él a la fiesta?'" Juan 11:56


Cuando Jesús estaba presente en las fiestas religiosas, las cosas eran diferentes, ¡se ponían interesantes! Los judíos lo sabían y, parte del motivo de ir a la fiesta, era ver a Jesús. ¿Qué los motivaba? Eran muchos los que habían ido a purificarse, y tendrían muchas razones para querer ver a Jesús. Si no lo veían personalmente, escuchaban cómo enseñaba, porque lo hacía con "autoridad, y no como sus escribas" (Mt 7:29). El Evangelio de Marcos resume así la reacción del pueblo: "La gente estaba muy asombrada, y decía: 'Todo lo hace bien. Hasta puede hacer que los sordos oigan y que los mudos hablen'" (Marcos 7:37).

Cuando nosotros vamos al templo, no hace falta que nos peguntemos: "¿Vendrá Jesús?", porque él está presente en su Palabra y en la Santa Cena. Jesús nunca se va a perder la fiesta, porque le gusta venir a nosotros, para enseñarnos con autoridad y para hacer toda clase de bienes en nuestras vidas.

¿Qué nos motiva a ir a la fiesta? ¿Qué nos motiva a ir al templo? ¿Qué hemos escuchado de Jesús que nos atrae tanto? Yo escuché que el Hijo de Dios vino del cielo y nació en forma humilde y sin pecado, que mostró al Padre celestial con sus enseñanzas y acciones, y que mostró compasión por todos los sufridos. Escuché que se dejó apresar y crucificar para que Dios no me castigara a mí por mi pecado. Escuché que resucitó de la muerte para poder resucitarme a mí al final de los tiempos. Escuché que gobierna a la iglesia, y que la cuida y anima desde su trono de gloria. Sabiendo todo esto, ¿cómo me perdería la fiesta?

¿Vendrá Jesús? Claro que sí, y en cuerpo y sangre. Él quiere encontrarse con nosotros.

Gracias, Jesús, por venir a nosotros por medio de tu Palabra y la Santa Cena. Amén.


© Copyright 2015 Cristo Para Todas Las Naciones