Return to Topic >>

12. La vida cristiana


12.1 Significa esto que no voy a tener ms problemas ni desafos?
La Biblia deja en claro que no debemos esperar que nuestras vidas sean siempre tranquilas y fciles. Todo lo contrario: en todas las pocas, los cristianos a menudo han sufrido persecucin por causa de sus creencias. Pablo as se lo advirti a la iglesia en Tesalnica, cuando escribi:


El mismo Jess les seal a sus discpulos que esperaran persecucin en su nombre:


Sin embargo, ninguno de estos retos se puede comparar con la alegra que experimentamos cuando confiamos en Dios, tanto en esta vida como para la venidera. A travs de su Palabra Dios nos da sentido, propsito, paz y consuelo, y a travs de la fe tenemos la esperanza segura en la vida eterna.


12.2 Entonces, cul es mi papel en el Reino de Dios?
Antes de ascender al cielo, Jess nos dej lo que hoy conocemos como la Gran Comisin, o sea, instrucciones de difundir su Evangelio a todas las naciones.


Esto tiene sentido para pastores, maestros y misioneros, pero qu pasa con el resto de las personas? No siempre es fcil para un mecnico compartir las Buenas Nuevas de Cristo mientras le arregla su automvil. Sin embargo, nuestra ocupacin no debe impedirnos desempear nuestra vocacin de acuerdo a las habilidades que Dios nos ha dado. Como cristianos cumplimos con el mandato de la Gran Comisin cuando aprovechamos cada oportunidad que tenemos para dar testimonio de nuestra fe.


Si est casado, ame a su cnyuge como Dios le ama a usted. Si tiene un negocio sea honesto, honrando as a Dios. Toda ayuda o servicio voluntario que preste, hgalo de corazn y con amor, as como Jess se entreg por amor a nosotros. De esta forma, los dems vern a Cristo en su vida y tambin le buscarn.


12.3 Qu papel juega la oracin?
La oracin es uno de los mayores dones que Dios nos ha dado. A travs de ella tenemos acceso inmediato a l, ya sea con palabras como con el pensamiento. En cualquier momento del da o de la noche podemos dirigirnos a Dios, y siempre lo encontraremos listo para recibir nuestra alabanza, para compartir nuestras alegras, para escuchar nuestros lamentos y para respondernos en cada situacin. Qu increble es que Dios, el Creador del universo, nos ame tanto como para invitarnos a que nos acerquemos a l en cualquier momento!



12.4 Por qu debemos orar?
Debemos orar porque Dios as lo quiere.


Jess no slo nos dio instrucciones sobre cmo debemos orar (ver Lucas 11:1-13), sino que tambin nos ense cmo hacerlo, e incluso lo demostr en su propia vida. La respuesta de Jess a los discpulos, en Lucas 11, es la base del Padre Nuestro, oracin muy conocida por nosotros. Pero las oraciones formales de la iglesia no son la nica forma de oracin que podemos ofrecer.


12.5 Es obligacin asistir a la iglesia?
Hay veces en que puede haber razones legtimas por las cuales no podemos asistir a la iglesia un domingo determinado. Pero Dios reserv un mandamiento especfico que requiere la adoracin semanal:


En realidad, si el asistir a la iglesia significa entrar en la presencia del Seor para alabarle y recibir sus dones a travs de la lectura de su Palabra, la confesin y absolucin de los pecados, el bautismo y la Santa Comunin, todo compartido con otros hermanos en la fe, no debera haber razn por la cual a un cristiano no le guste o interese hacerlo. En la Biblia se nos exhorta a que lo hagamos, con las siguientes palabras:



12.6 Qu son las buenas obras?
Las buenas obras son todas esas cosas que los creyentes piensan, dicen y hacen como resultado de su fe en Cristo. Son acciones que se realizan para el bien de los dems y la gloria de Dios. No se hacen para gloria y honor de nosotros mismos sino que, con nuestros corazones puestos en Dios y su voluntad para nuestras vidas, nos sentimos impulsados a servirle a l a travs del servicio a los dems.


12.7 Tengo que realizar buenas obras?
Hacer buenas obras para ganar nuestra salvacin? Por supuesto que no! Las obras no pueden salvarnos, ni tampoco asegurarnos un lugar en el cielo. Escribiendo a los creyentes en feso, Pablo deja esto muy claro:


12.8 Si las buenas obras no me salvan, por qu hacerlas?
El hecho de que nuestra salvacin no est determinada por la cantidad de buenas acciones que realizamos a diario, durante la semana o anualmente, no significa que debamos descuidar de hacer el bien. Lo que sucede es que la fe que tenemos en Cristo nos llena de tanto amor y gratitud que, en respuesta al inmenso amor y bendiciones que recibimos de Dios, no podemos dejar de hacer obras buenas.


La Biblia tambin dice que, quienes realicen buenas obras, tambin recibirn grandes bendiciones.


Como Jess mostr, cuando caminamos cerca de nuestro Dios, no siempre vamos a notar las buenas acciones que estamos realizando. Pero Dios se acuerda de todas y cada una de ellas.